Seleccionar página

gustavo alvarez gardeazabalEl pasado domingo,por una abrumadora mayoría del 97% los habitantes de Cajamarca dijeron NO a la explotación de oro que en su municipio pretendía hacer la Anglo Gold. Sin embargo, igual a como sucedió el 2 de octubre con el plebiscito, los gobernantes de la Casa de Nariño han comenzado a darle vuelta al NO para volverlo, con igual taumaturgia, un SI.

Oyendo ayer al ministro de Minas,  quien en cada gesto y en cada actitud nos semeja una marmota,  tratando de explicarle a Yamit que si pero que no, es decir, repitiendo el esquema que su jefe el presidente Santos le enseñó para reinterpretar la voluntad popular, parecería que la consulta realizada el domingo en Cajamarca se perdió.

Es probable que los ciudadanos de Cajamarca se hayan equivocado y  es también probable que los problemas y tragedias que los ambientalistas ,que florecen como verdolaga en playa en las tierras tolimenses hayan exagerado, pero la voluntad popular es la voluntad del pueblo y el gobernante y los jueces deben respetarla.

El hecho de que el 2 de octubre el presidente Santos y su combo se hayan pasado por la faja el resultado de las urnas que dio ganador al NO en el plebiscito y que Colombia no haya reaccionado porque de por medio estaba la paz o porque al mando de las fuerzas del NO al plebiscito estaba el expresidente Uribe ,que mata el tigre y se asusta con el cuero, no significa que en este país debe volverse norma que toda consulta popular si no favorece los deseos del gobernante pueda ser reinterpretada, es decir, desconocida.

 

@eljodario

Que puedes comentarnos sobre esto

comentarios

Share This