Los Tapapopós

Ha surgido en los últimos años en Colombia una nueva profesión, la de los tapapopós, que ha tenido tal éxito que no demoran en convertirla en carrera universitaria. Probablemente porque en nuestro país, conquistado, educado y construido por la cruz y por la espada, nunca nos enseñaron a reconocer el error como parte de solucionar la equivocación cometida. O quizás tal vez porque siempre ha resultado prioritario interponer la venganza contra quien descubre al otro en la embarrada, los tapapopós se han ido profesionalizando. El gobierno anterior, desde una oficina de paz de la presidencia, oficializó este oficio que ya cumplían otras dependencias, disculpadas en la mermelada, para  atragantar con platas del estado a los medios escasos de pauta y a sus trabajadores. Aquí lo denunciamos en enero pasado con el famoso contrato de Connecta SAS y hemos  también escaneado la habilidad paisa para correr velos espesos sobre las torpezas costosísimas de EPM.

Ahora, este nuevo gobierno ha encargado a un par de profesionales para que se encarguen de las dos más conflictivas entidades del estado, que supuran sinverguenzería por todos los poros: el FONADE y el ICA. Probablemente la veterinaria Barrero y el economista Pening conocen la contratitis exultante que cometieron en el ICA para tercerizarlo y volverlo todo popó de gato. Pero lo que si no creo es que el belga-cucuteño tenga la más mínima intención, con la experiencia que dice poseer, de quitarle al FONADE la estructura de lavandería de los auxilios parlamentarios. Más bien, dentro de la política de huevo tibio que va perfilando el señor Duque como  su brújula, los estudiados  Barrero y Pening parecen ser los ideales para tapar el popó con el que  todos los congresistas embadurnaron esas dos entidades y así conseguir la gobernanza sin involucrarlos como responsables.

@eljodario

Por ponerle Maria Ramos

“Por ponerle Maria Ramos le pusimos la cagamos”,decían las abuelas cuando alguien, por tratar de buscar una solución terminaba haciendo una embarrada más grande. Y me temo que donde no se revise con razón y sin apasionamiento de populista de derecha, puede pasar lo mismo con el decreto que dice el presidente Duque que va a emitir para que todos los policías de Colombia queden autorizados a retener las dosis mínimas de droga  que cargue cualquier ciudadano, cualquiera sea su edad. Y lo digo porque como sabemos que la tentación hace al ladrón y como desde hace varios gobiernos se está dizque haciendo un esfuerzo para destronar la corrupción del cuerpo policial, darles la oportunidad de retener mínimas cantidades  de droga prohibida puede dar lugar a que los uniformados o se queden con ella para su propio beneficio o impongan una tarifa tanto o mas alta  por no decomisarla, como la que cada día se dice que permite transar muchos comparendos del Código de Policía vigente.

En otras palabras,con esa medida aparentemente  punitiva y moralista, el gobierno intervendrá el negocio para aumentar el costo de tener en el bolsillo  una papeleta de perica o un varillo de mariguana y para ofrecer, al policía que lo desee , una opción de sobresueldo.

Sin embargo, como este es un país de santanderistas y la Constitución dice que hay que cumplirla hasta el detalle, yo me pregunto si al decomisar el cosito y no sancionar ni ordenar comparendo a quien los tenga no se estaría rompiendo la norma vigente de poder portar una dosis mínima de alucinógenos. Es decir, van a expedir un decreto probablemente anticonstitucional  en aras de satisfacer al expresidente Uribe, radical en combatir esa dosis personal, y para ganar  puntos en la imagen del presidente Duque, consiguiendo el aplauso de la tribuna derechista que   sigue creyendo ingenuamente que los policías son impolutos y se olvidan que la corrupción no solo hay que combatirla sino evitar provocarla

@eljodario

Fue a la brava

Hidroituango

Cuando se termina de leer el informe de la Contraloría General de la República sobre lo sucedido en Hidroituango, se comprueba que no exageramos nada las varias veces que  cuestionamos desde aquí la manera como la construcción de esa obra se hizo por parte de EPM, pero de la misma manera, se descubre  que las circunstancias que produjeron la emergencia fueron fruto no solo de la Ley del Avispado,  de que habla el rector de Eafit, sino también del equivocado deseo de hacer todo a la brava, saltándose las normas cuando fuera necesario. Así sucedió, por ejemplo, con el acumulado de sobrantes vegetales que finalmente parecen haber precipitado la emergencia pues no fueron recogidos, como era de sentido común y de obligación contractual hacerlo.

Y ni qué decir cuando la Contraloría demuestra que el famoso tercer túnel fue empezado a construir en octubre de 2015 y solo en junio de 2016 solicitaron ante la ANLA la licencia para construirlo.O cuando anota la falla de no haber hecho las compuertas para los dos túneles de desviación y la de taponar los túneles sin que estuviesen terminados la presa y  el vertedero. Por esas y muchas razones más descritas en el informe, la Contraloría llega a la conclusión que “ El cúmulo de fallas en los estudios, diseños y en las obras del sistema de túneles de desviación así como en las desacertadas decisiones por parte de los involucrados, posibilitaron la ocurrencia del desastre de hace tres meses, del que continúan sus efectos”.

 Lamentablemente el estudio no puede llegar, por prescripción, a la madre de lo sucedido cuando los dueños de Hidroituango montan , el 27 de octubre del 2010, una empresa de papel ( en Medellín, no en Panamá),”EPM Ituango SA ESP”, la que realiza los contratos y actividades inherentes a la obra pero a dedo,escapándose de la ley 80 que rige las contrataciones, y actuando como empresa privada.

@eljodario

Exageración

Las oleadas de moralidad recorren al país por épocas. Las de estigmatizar a los que dizque no pagan impuestos también. Cabalgando sobre la noción importada del abuso sexual que los anglosajones ahora persiguen con saña y aferrándose a la eterna condena de la explotación infantil, han montado una feroz campaña en Cartagena contra las trabajadoras sexuales.

El ministro Carrasquilla ha armado la primera trinchera sobre una falacia. Ha dicho que solo 2 millones de colombianos pagamos impuestos, pero se le olvida que todos los millones y millones de compradores de cualquier mercancía o servicio pagan el impuesto a través del 19 % del IVA.

Los moralistas de turno, envalentonados por la utilización de adolescentes en el oficio sexual, están tratando de construir una trinchera anituristica arrebatándole a Cartagena la opción que ciudades iguales en el mundo ofrecen con la prostitución pero, y como allá  no hay alcalde, han envalentonado a los policías para que persigan a cuanta dama vestida y maquillada disimulando sus fealdades se ofrece caminando por las orillas de las murallas.

Exageradas ambas posiciones y perversamente planteadas en los medios para estigmatizar, no para racionalizar ni mucho menos conseguir objetivos justos. Combatir concientizando a los que evaden el IVA es muchísimo mejor que obligar a quienes ganen menos de 2 millones de pesos mensuales a gastarse un sueldo entero pagando contador y  papeleos e impuestos.

Buscar las redes y controlar ahí si los robos y abusos de quienes ofrecen internéticamente sus servicios de prepagos sexuales, brindando la posibilidad a los clientes anónimos de presentar sus reclamos y denuncias  sobre quienes los abusan o victimizan, es mucho más moderno que estar persiguiendo en los andenes, como en la era victoriana, a las ejercitantes del más antiguo oficio de la humanidad.

@eljodario

Los despistados

Alguien tiene que andar muy despistado tanto en Avianca como en Electricaribe.Y aunque es curioso asemejarlas, es más extrañamente coincidente detectar en ambas empresas el afán de esconderle la verdad a sus usuarios. En Avianca sus pasajeros hemos estado sometidos desde el 1 de agosto a presenciar, desde lejos, desde una sala de espera de algún aeropuerto o frente a la pantalla de nuestro computador ,las maromas que en vuelos,horarios y reservas han estado haciendo para salir de la embarrada que tal vez un genio de la escuela de Jobs les hizo modificándoles el programa de sus computadores. Ni las declaraciones de Efromovich, ni las de Rincón, ni mucho menos las de la Aeronáutica han servido para generar algo distinto a la sospecha, por encima del blindaje que le han puesto, de que algo desagradable se cocina en Avianca.

En Electricaribe el asunto va de mal en peor aunque hay que reconocer que el administrador que pusieron, el señor Lastra,ha resultado un funcionario excepcional. Sin plata, sin medios y con la cola de deudas que le toca arrastrar, ha sido capaz de no cortarle servicio eléctrico a la Costa ni siquiera en el pico de las vacaciones de mitad de año que acaban de pasar. Pero como Electricaribe fue concebida para que nunca diera ganancias sino que, como las ballenas hambrientas,se comiera todo lo que mandan como subsidios de Bogotá,el problema se agrava por días. El nuevo gobernante ha insinuado que para poder cuadrar caja y que alguna empresa se le mida a recibir Electricaribe ( y de paso pagarle a los españoles la indemnización) es necesario subir las tarifas .Pero como nunca nos dicen toda la verdad ( igual que en Avianca) no nos queda más que aceptar que unos y otros lo  que están es despistados.

@eljodario