Seleccionar página

gustavo alvarez gardeazabalA raíz de las denuncias que han estado presentando los sacerdotes Robledo y Betancur sobre el manejo de los bienes de la arquidiócesis de Cali y la actitud del  cuestionado monseñor Monsalve,ha aparecido un ingenuo comunicado firmado por  los dos obispos auxiliares y el cura vicario general, donde respaldados en que la firma Deloitte les hace la revisoría fiscal se abstienen de mencionar al par de curas que les cuestionan y, de un plumazo, llama calumniadores a quienes mediáticamente hemos comentado tales informaciones. Es decir, los obispos auxiliares de Cali creen que defienden a su arzobispo trepándose a uno de sus púlpitos ,que ya no usan, a proferir anatemas.

Según ellos,la Arquidiócesis de Cali no cometió ningún error al ingresar los  $7.159.548.127 a ganar intereses indebidos del 21% en Elite porque el obispo Monsalve, y el pichón de contador  que pusieron de económo y la señora fulana que llevaron de Medellin a asesorarles económicamente, consideraron que Elite no era una pirámide ,lo que pudo ser verdad pero también un grave error. Y no es calumniar decir que quienes pretendía ganar 21% depositando platas en fondos no vigilados por las Superintendencias,y no en los CDTs de bancos y financieras al 8% ,así fueran obispos,estaban conducidos por la ambición desmedida e irracional,que no debe ser la que guie a una arquidiócesis como la de Cali.

Los datos entregados y comentados hasta ahora son públicos,están en las páginas de la Supersociedades que tiene intervenida a Elite.Y allí se comprueba que finalmente perdieron de esos 7 mil y pico de millones la suma de $ 2.399.594.269 . Y todo por la garosidad arzobispal.

 

 

@eljodario

Que puedes comentarnos sobre esto

comentarios

Share This