AZÚCAR…EL JODARIO DE GARDEAZABAL

AZÚCAR

Hay una feroz campaña mundial contra el azúcar ,quizás mucho más agresiva y productiva que la que se hizo contra el tabaco porque el cáncer de pulmón no es tan visible como la gordura .Nadie quiere endulzar nada. Las bebidas refrescantes azucaradas las retiran de los colegios. Las gaseosas tratan de sobrevivir ofreciendo variedades sin  o con poca azúcar. En menos una década producir y vender azúcar va a ser uno de los tantos negocios que la humanidad ha ido abandonando.

En Colombia la batalla contra el azúcar tiene, empero,unos agravantes que no por evidentes y dañinos han servido para buscar soluciones a futuro. En Valle del Cauca hay 220 mil hectáreas sembradas de caña y en los Llanos Orientales otras 12 mil.Si las molieran todas para producir azúcar ,sobraría exactamente la mitad de l a producción o de pronto un poquito más porque las exportaciones de azúcar hace más de 10 años que no aumentan.Hoy en día un gran porcentaje de esa caña ( igual a como pasa en el Brasil) se va a producir etanol para combinarlo con gasolina hasta en un 10 % y lo subsidiamos todos los colombianos pagando un precio demasiado alto .Pero como llegó el TLC con los Estados Unidos,están trayendo etanol de  maíz a un precio 50% más barato que el colombiano y como dicen que  quien lo importa y lo mezcla con la gasolina es el mismo  Ecopetrol, está ganando el doble.

Ante un panorama como el que se le viene al azúcar,con los ingenios viendo crecer sus inventarios,con los costos de producción aumentando , y varios ingenios  colgados hasta 90 dias en sus pagos a proveedores, era para que Asocaña o Procaña estuvieran pagando estudios serios para otear que van a hacer con por lo menos 110 mil hectáreas que no van a poder volver a sembrar de caña y con los miles de empleos que tendrán que suprimir.

@eljodario

gardeazabal@eljodario.co

NOSTALGIA RADIO FM

Machistas intocables

El fútbol colombiano está dejando ver con demasiada frecuencia ,casi que cada que se alza la bata, que tiene los calzones rotos. A los manejos, por lo menos sospechosos, de las directivas futbolísticas tolerando la forma protectora que empleaba el entrenador Peckerman sobre algunos jugadores de la selección, se unió prontamente el lio de la reventa de  boletas en donde unos pocos amigos del esquema directivo del fútbol se ganaron una plata abusando de su poder y de la idolatrada fanatiquería. De ninguno de esos lios, ni de los que tuvo Bedoya en la bolsa de ofertas y coimas por la trasmisión de los partidos y que lo mantiene congelado en un apartamento neoyorquino esperando ordenes de los jueces norteamericanos. De ninguno de esos lios que hieden, la dirigencia futbolera ha salido siquiera salpicada.

Por estos días, cuando el mundo bulle de feminismo, y a solo 15 días del presidente Duque salir a pedir para Colombia la sede mundial del campeonato femenino, el inefable boquisuelto del señor Camargo primero y luego  el intocable presidente del fútbol aficionado por décadas, y representante ante los cenáculos del balonpié femenino, el caballeroso González Alzate, se  unieron al coro para hablar mal de las mujeres que juegan el fútbol. Y como entre las denuncias podrían darse delitos como en los de la reventa de boletas y el hedor de las aguas turbias conque se maneja el fútbol podría renovarse cada año en un nuevo campeonato femenino  donde los clubes inscritos tienen sus equipos, esos dos  dirigentes y otro poco de machistas intocables ,decidieron acabar de un tajo el creciente fútbol femenino en Colombia. Sátrapas o no, el espectáculo que están dando, solo produce vergüenza patria y una rabia infinita contra unos machistas a quien nadie se atreve a remover y mucho menos a sancionar.

¿Y Ahora qué?

Aunque estoy plenamente convencido que el problema de Venezuela no se arregla sino cuando se sienten en alguna parte los gobiernos de Estados Unidos, China y  Rusia y muevan a Maduro y sus 3.000 generales como fichas del ajedrez universal de la geopolítica económica, estuve atento al inédito espectáculo que se montaron en la frontera para preludiar la llegada de 90 toneladas de comidas y medicamentos que caben perfectamente en uno de los trenes cañeros que circulan estorbando en las carreteras vallecaucanas. El hecho de que Venezuela sea un país con dos presidentes, uno con el poder de las armas y la grosería verbal y el otro con la serenidad de la palabra y las acciones atrevidas y provocadoras pero sin poder levantar la masa hambrienta y cada vez más desesperada, es ya de por si algo sorprendente porque no se había visto en la historia reciente y apenas si la oteamos en los tiempos en que existían dos papas paralelos,pero con ejércitos ambos.

El show de los conciertos, en donde cayeron a compararse Maduro y sus 3.000 generales, fue emotivo para despertar ánimo por fuera de Venezuela a través de  las cadenas de tv y las redes. Pero sirvió tan poquito para los presuntos fines buscados de hacer renunciar a Maduro como resultó un fiasco sangriento el intento de hacer pasar las 90 toneladas de alimentos a través de una frontera cerrada y unos puentes bloqueados. El minishow de los desertores y la llegada de Guaidó y las rosas y los girasoles en manos de los venezolanos deseosos de alborotar a sus compatriotas que se quedaron allá,resultó emotivo pero tan improductivo como todo lo planificado de presunta gran aventura civilista.

¿Qué pasará luego? No se sabe hasta cuando resista el hambre y la carestía en Venezuela y si protegidos, vigilados e inducidos por los cubanos repetirán lo vivido por 50 años en Cuba.

Marihuana en Cortes

Se ha sabido que el Consejo de Estado asumirá esta semana la decisión sobre el decreto del gobierno Duque de perseguir a quienes lleven la dosis personal que garantizó un fallo de la Corte Constitucional. Como se trata de un decreto que reinterpreta el Código de Policía, la defensa  que el gobierno ha afrontado ante esa corporación para salvar el decreto me dicen que más parece un batiburrillo de opciones que una demostración estructurada que soporte la salvedad que el gobernante realizó. Apelar por ejemplo a que, ante una posible adicción de los ciudadanos, es deber del gobernante impedir que la dosis personal de marihuana se pueda fumar en un lugar público ( el Código de Policía prohíbe beber en calles, parques y andenes) parece tan traída de los cabellos como las traspapelada que la ministra de Justicia le pegó a la carta para que los gringos contaran las aventuras de Santrich.Y ni que decir cuando el gobierno le dice al Consejo de Estado que ese decreto reinterpretando ( o llevándose por delante) un mandato de ley constitucional fue necesario dictarlo para salvaguardar el orden público.

Independiente de que la gente todavía crea que los marihuaneros son agresivos y violentos ( cuando la yerba adormece todos esos bríos),utilizar argumentos baladíes para defender un decreto que está fundado en el deseo expreso de la remodelación del estado eliminando la intimidad que ha consagrado la Constitución ,demuestra la falta de peso de la medida y el exceso de emocionalismo que los lleva poco a poco a convertir un país que miraba  unido hacia  el futuro en una nación infernal, dividida entre cooperativas de sapos,ciudadanos de bien armados hasta los dientes y policías persiguiendo a fumadores de marihuana pero haciéndose los vendejabones ante el crimen y el atraco que pulula en todos los semáforos.

El Rio Seco

Los habitantes de Caucasia están asombrados. El rio Cauca, que siempre pasó grande y tumultuoso por sus entrañas, está ahora disminuido al extremo y apenas si semeja para quienes lo vieron antaño, un riachuelo agonizante. De pronto es exageración de los caucasianos, pero la verdad es que al cerrarle la compuerta a la entrada de agua a la casa de máquinas de Hidroituango el caudal ecológico que por mandato de la ANLA debían mantener los caballeros de EPM, no se está cumpliendo. Y como ante los intensos ruidos de león herido que hace la montaña donde está enterrada la casa de máquinas y la manera desesperante como brama,parece ser que solo les queda la solución de cerrar cuanto antes  la segunda compuerta y, aprovechando el verano, recargar de agua la represa.

Para colaborarles con el agua que necesitan y poder volver a funcionar el tal vertedero y lograr cerrar esa segunda compuerta y acabar con los ruidos agónicos que se oyen dentro de la montaña,los señores de Celsia y la CVC, dueños  e interventores de Salvajina,la represa aguas arriba, han resuelto ayudarles  produciendo 4 veces  mas energía en este verano o botando 4 veces más agua por las tuberías de descarga (  las que no le hicieron a Hidroituango) y así  colaborar a llenar el foso de las equivocaciones de EPM.

Cuando cierren la segunda compuerta, el chorrito de agua que ahora llega a Caucasia será muchísimo menor.Muy probablemente los peces y la vida acuática desde la presa hasta la salida del cañón del rio Cauca a las llanuras costeras habrá perecido. A la ANLA no le importa. A EPM, menos. A sus promotores y defensores,ni para que se les menciona.Quien lo haga es un enemigo de Antioquia y quien no ayude a tapar el cagadón de Hidroituango es una traidor a su raza ( y yo soy hijo y nieto de paisas, a mucho honor )

Pasto y Pompeo

Parece ser que a punta de declaraciones ultramontanas de quienes nos gobiernan, intentan cambiar la historia que nos enseñaron y, lo que es peor, modificar de un tajo el espíritu humorístico y gocetas que nos ha permitido resistir los errores de  quienes mandan en este país. Así se deduce de la equivocada  pero muy lambona referencia histórica que hiciera el señor presidente ante el Secretario de Estado de Washington ,el señor Pompeo, afirmando que los padres de la independencia gringa apoyaron la lucha por la libertad que Miranda y Bolivar enarbolaron. Y se enmarca tan ignara afirmación en la actitud ramplona del senador por Caldas Carlos Felipe Mejía al condenar  de manera drástica, rozando la herramienta de la censura dictatorial de las ideas, el hecho de que en la divertidísima Pasto hubiesen realizado, en las previas de su inigualable carnaval que terminó ayer, un desfile con muñecos de años viejos donde el mayor porcentaje hacía referencia humorística, sarcástica o satírica al señor Duque y a su bastón de mando el expresidente  Uribe.

Que los hacedores de los discursos multipropósito del primer mandatario afirmen lo que nunca ha sido cierto sobre los estirados señores de Filadelfia será materia de una batalla dieciochesca con Jorge Orlando Melo, el más grande historiador vivo de este país, que afirma exactamente lo contrario. Pero lo del senador Mejía debe convocar la protesta de todo un país que ha usado el humor para resistir los malos gobernantes y no irse a las revoluciones sangrientas que han sufrido países hermanos .En Colombia, y en Pasto si que más, nos hemos carcajeado hasta de nosotros mismos para que un manizalita sin copete venga a prohibirnos usar el humor para criticar al gobernante perseguidor de la clase media, al  que acribilla a los asalariados  con sus impuestos y  quien además no sabe historia patria.